Saltar al contenido
Al Servicio del Culturismo

Ronnie Coleman, el mejor Mr. Olympia de la historia del culturismo

la mejor version de ronnie coleman

Ronnie Coleman es, para muchos, el mejor Mr. Olympia de la historia del culturismo. Y ser el mejor no significa solo ostentar el récord de títulos mundiales (8 en total, empatado en el ranking con Lee Haney), sino también ser un campeón lejos de los escenarios, cuando los focos se apagan.

Y eso es precisamente lo que te mostramos en este artículo, donde repasamos lo más destacado de su vida profesional y personal. Aquí descubrirás que no todo han sido éxitos en su carrera y que además de saborear las mieles del éxito, también ha mordido el polvo en más de una ocasión, llegando a estar incluso al borde de entrar en la cárcel.

Pero su afán de superación ha podido con todos los obstáculos que se le han presentado en la vida. Al menos hasta ahora, momento crucial en su vida porque se enfrenta al rival más duro posible: su propio cuerpo, castigado por tantos años de entrenamiento extremo.

Sin duda, una vida y un personaje apasionantes, que han sido objeto de un documental de Netflix (Ronnie Coleman: The King) y que puedes conocer en detalle en esta página. ¡Sigue leyendo para descubrir un ejemplo absolutamente inspirador!

Ronnie Coleman: pinceladas de su vida

Ronnie Coleman nació en Monroe, en Lousiana, Estados Unidos en 1964, en el seno de una familia humilde. Y ya desde el principio mostró grandes dotes para el deporte y el ejercicio físico.

De hecho, durante sus años de estudiante en la Universidad de Grambling State practicó fútbol americano a gran nivel, ocupando la demarcación de linebacker. Allí tuvo la suerte de estar a las órdenes de Eddie Robinson, toda una institución en este deporte, especialmente entre la población negra.

Practicar fútbol americano al máximo nivel no desvió a Ronnie Coleman de sus estudios: en 1984 se graduó en la carrera de Contabilidad en esa misma universidad, con una calificación de cum laude.

Sin embargo, esa nota no le sirvió para encontrar trabajo como contable al salir de la universidad y tuvo que conformarse con un puesto en la cadena de pizzerías Domino’s. Fueron años en los que Ronnie Coleman no nadaba precisamente en la abundancia y, como él mismo reconoce, su alimentación se limitaba en muchas ocasiones a lo que comía en su trabajo o a las hamburguesas que conseguía a cambio de pizzas de su local.

Sabedor de que ese camino no le llevaría muy lejos, decidió prepararse para ser en policía. Y lo consiguió en 1989, entrando a formar parte del cuerpo de agentes de Arlington, en Texas. Y allí permaneció hasta el año 2000, manteniéndose en la reserva hasta 2003.

ronnie coleman mejor culturista de la historia

Por tanto, sus tres primeros títulos de Mr. Olympia los obtuvo mientras se mantenía en activo como policía. De hecho, compaginó ambas actividades durante muchos años, acudiendo al gimnasio para ejercitarse durante varias horas tras largas jornadas de intenso trabajo.

Su madre siempre le acompaño y estuvo a su lado en todos los certámenes, él dice que la genética la heredo de ella.

madre de ronnie coleman

Una simpática anécdota relacionada con ello es que acudía al gimnasio de manera gratuita, pues así era el acuerdo que tenía con su propietario, el culturista amateur Brian Dobson: tendría acceso libre si le permitía ser su entrenador personal y prepararle para el certamen de Mr. Texas. Coleman aceptó… ¡y lo ganó!

Comenzaba así una carrera en el mundo del culturismo marcada por el éxito, primero en el ámbito amateur y luego al máximo nivel profesional, del que se desligó en 2007. Por tanto, 17 años plagados de victorias e hitos difíciles de igualar, como repasamos más abajo en la sección dedicada a sus trofeos.

joe weider y ronnie coleman
Coleman con Joe Weider

Unas medidas para la historia

Aunque sus éxitos son fruto de una capacidad de trabajo fuera de lo normal, estos no habrían sido posibles sin una constitución física bendecida por la naturaleza.

Los mejores biceps de ronnie coleman

Estas son las medidas que le llevaron a lo más alto en el mejor momento de su carrera:

  • Bíceps: 60,96 cm
  • Muslos: 91,44 cm
  • Pecho: 152,4 cm
  • Peso durante la competición: 130-136 kg
  • Peso fuera de la competición: 143-145 kg
  • Estatura: 1,80 metros

Una vida de luces y sombras

Aunque la carrera del ‘Rey’ Coleman está marcada por las luces y los flashes del éxito, en su vida personal también ha habido algunas sombras que, no obstante, no han conseguido oscurecer su leyenda.

la familia de ronnie coleman

En el plano estrictamente personal, Ronnie Coleman se ha casado dos veces. En la primera ocasión, con la entrenadora personal franco-libanesa Rouaida Christine Achkar. Se conocieron en París en 1998 y pasaron por el altar en Beirut en 2007. Pero su historia de amor no duró mucho, pues se divorciaron poco después.

En 2016, Coleman volvió a casarse, de nuevo con otra entrenadora personal: Susan Williamson. En esa ocasión, la relación ha seguido otros derroteros, pues han tenido ya cuatro hijos desde entonces.

hijos y esposa ronnie coleman

Pero el capítulo más oscuro de Ronnie Coleman tuvo lugar en 2009, cuando fue detenido por conducir con exceso de velocidad. Durante la detención, el ya ex culturista se identificó como agente de policía pese a que su licencia dejó de tener validez en 2003. Eso no impidió su arresto y lo único que evitó su entrada en prisión fue el pago de una cuantiosa fianza.

Otros nubarrones que se han cernido sobre este mítico culturista, especialmente en los últimos años de carrera y tras su retirada, son los problemas físicos. Dolencias en las caderas y en la espalda como consecuencia de sus entrenamientos extremos durante años le han hecho pasar por el quirófano en más de una decena de ocasiones y amenazan con dejarle en una silla de ruedas.


Póster fotográfico sobre Ronnie Coleman


Ronnie Coleman, un peculiar agente de policía

Pese a que Coleman trató de usar indebidamente su pasado como policía para evitar su arresto en 2009, lo cierto es que la relación de esta leyenda del culturismo con el cuerpo de agentes de Arlington siempre fue inmaculada. De hecho, la decisión de mantener su puesto de trabajo durante sus 10 primeros años de carrera siempre llamó la atención de propios y extraños.

Pero como Coleman manifiesta, el empleo de policía le proporcionaba numerosos beneficios, tanto económicos como emocionales. Desde un punto de vista psicológico, le daba la estabilidad que necesitaba, manteniendo su mente ocupada durante los largos periodos de preparación entre competiciones.

Desde un punto de vista económico, el oficio de policía le proporcionó el salario digno que no tuvo como contable, tras su fallida búsqueda de empleo al acabar la universidad, y que tampoco disfrutó como dependiente en la cadena de pizzerías para las que trabajó de joven.

Y además, como reconoció el propio Coleman en varias ocasiones, también quiso aprovechar los beneficios sociales que le reportaba un puesto de oficial de policía. Por ejemplo, el acceso gratuito a las coberturas médicas, en un país como Estados Unidos donde la sanidad no es universal para todas las personas.

Pero el beneficio que más ansiaba Ronnie Coleman como consecuencia de su carrera policial era la jubilación, a la que podría acceder en condiciones ventajosas tras un periodo mínimo de servicio al cuerpo.

Algo que, lógicamente, dejó de tener demasiada importancia a medida que sus éxitos como culturista iban consumándose, pues solamente sus ingresos como campeón del certamen de Mr. Olympia ya le reportaba enormes cantidades: 110.000 dólares por cada una de sus seis primeras victorias, 120.000 dólares en su séptimo título y 150.000 dólares por su octavo y definitivo cetro mundial. A lo cual hay que sumar los premios del Arnold Schwarzenegger Classic y otros Grand Prix que consiguió en el cénit de su carrera.

Ronnie Coleman en la actualidad

Como le ocurre a cualquier deportista de élite, el momento de la retirada es duro y supone un antes y un después. Si sus primeros 34 años de vida estuvieron marcados por la constante disciplina personal para compatibilizar actividades con las que salir adelante (estudios superiores, deporte universitario, trabajo como policía, dedicación al culturismo amateur) y los siguientes 10 le mantuvieron en la nube por sus triunfos profesionales, en 2007 llegó un punto de inflexión en su biografía: la vida después de la competición.

Los no entendidos, critican el estado actual de Rey.
Pero en la vida hay muchos caminos posibles.
Pude ser alcohólico y estar destrozado por dentro.
Pudo haber vivido una vida normal y ser un tipo normal.
Pero prefirió vivir la vida que soñó y ser admirado por muchos.
Él solo se arrepiente de una cosa, de no haber hecho 2 repeticiones más de sentadilla el día que levanto 360 kg.
¿Piensas que vivirás eternamente? o esperas jubilarte sano y cómodamente.
Nada es seguro,
Cada uno elige su camino, ¿no crees?.

El Autor

Sin embargo, y pese a los mencionados vaivenes amorosos y el percance de su arresto policial, la cabeza bien amueblada de Ronnie Coleman le ayudó a proyectar los siguientes años de su vida personal y profesional.

En lo que respecta a esto último, su ocupación laboral desde su retirada ha tenido dos grandes pilares: el emprendimiento de un próspero negocio de suplementos alimenticios y el coaching a través de charlas y seminarios motivacionales.

Su vida, además, ha vuelto recientemente a la primera plana gracias a un documental estrenado en Netflix llamado Ronnie Coleman: The King. En él, tanto el ex culturista como otras personalidades relacionadas con su carrera deportiva cuentan anécdotas sobre sus comienzos y sus logros, así como sus problemas físicos y su situación en la actualidad.

El Ronnie Coleman inspirador

Por su carácter amable y afable, Ronnie Coleman es también un personaje muy admirado más allá de los escenarios. Por ello, una de sus principales ocupaciones tras la retirada ha sido la participación en seminarios, charlas y talleres.

En ellos aporta su experiencia como deportista de élite y da consejos inspiracionales para los más jóvenes, no sólo en el ámbito del culturismo sino en la vida laboral y personal en general.

Con este mismo objetivo, Ronnie Coleman ha grabado diferentes documentales de carácter práctico, en el que se muestran diferentes sesiones de entrenamiento protagonizadas por esta leyenda del culturismo.

El nombre original de estos vídeos de entrenamiento son The Unbelievable (apodo con el que se le conoce en este deporte), The Cost of Redemption y On The Road, comercializados en la actualidad en formato DVD.

Su estilo particular cala hondo en quienes le escuchan. De hecho, es bien conocido en Estados Unidos por su frases motivadoras y muletillas de ánimo que traslada a sus pupilos y a sí mismo. Algunas de ellas son “Yeah buddy!” (¡Sí, chico!), “Nothing but a peanut!” (¡Nada más que un cacahuete!) y “Light weight baby!”(¡Bebé de peso ligero!).

El Ronnie Coleman empresario

Muchos aficionados al fitness y al bodybuilding conocen el nombre de este ex culturista por la marca Ronnie Coleman Signature Series. Se trata de uno de los grandes legados de este deportista de élite, que decidió aprovechar todo su conocimiento y experiencia personal para lanzar una línea de suplementos nutricionales, orientados principalmente al mundo del culturismo.

Algunos de los productos que se comercializan bajo esta marca son proteinas, quemagrasas, mezclas sinérgicas de vitaminas y minerales, aminoácidos, L-carnitina o termogénicos. Todos ellos son preparados que se ofrecen en diferentes formatos, como los batidos, las galletas, los polvos solubles, las píldoras y otros.


Algunos suplementos de la línea Ronnie Coleman


Además de estos compuestos, la marca Ronnie Coleman Signature Series también apuesta por las prendas de ropa más habituales en el mundo del culturismo, tanto para el entrenamiento como para la competición. En este sentido, destacan las camisetas y las sudaderas, pero también los tank tops o camisetas de tirantes tan comunes en este deporte.

Muchas de las prendas están diseñadas con el logotipo y las líneas maestras de esta marca, pero curiosamente algunas están estampadas con las frases que han hecho célebre a Ronnie Coleman fuera de los escenarios, como mencionábamos más arriba.


Merchandising sobre Ronnie Coleman


Fotos de Ronnie Coleman en su apogeo

Para comprender por qué Ronnie Coleman se convirtió en una leyenda del culturismo no sólo hace falta conocer sus logros personales y profesionales, sino también contemplar el extraordinario cuerpo que consiguió durante sus años de apogeo. En especial desde 1998 a 2005, cuando se convirtió en ganador del Mr. Olympia en 8 ocasiones consecutivas.

Por ello, aquí te mostramos algunas de sus imágenes más espectaculares, capturadas en plena competición o fuera de ella. Poses de simetría o de musculación y coreografías de poses libres donde deleitarse con el desarrollo, la definición, la proporción y la estética de sus bíceps, tríceps, femorales, abdominales, muslos, gemelos y glúteos, entre otros músculos.

Palmarés de Ronnie Coleman

Los títulos más importantes en la carrera como culturista de Ronnie Coleman son, sin duda, sus 8 Mr. Olympia consecutivos, que es la máxima competición organizada por la Federación Internacional de Fisicoculturismo (IFBB) y que está considerada como el verdadero campeonato del mundo.

Una gesta que solo había conseguido antes el también estadounidense Lee Haney en los años 80 y 90. Por detrás quedan los siete títulos mundiales de Arnold Schwarzenegger entre 1970 y 1975 y en 1980, lo mismo que el estadounidense Phil Heath en la década pasada.

Ocho victorias que, por cierto, podrían haber sido nueve de haber ganado también en 2006, como auguraban todos los pronósticos. Pero una polémica decisión final del jurado otorgó el título a su competidor Jay Cutler, dejando a Coleman en segundo puesto.

Mención especial merecen también sus otras participaciones en el Mr. Olympia: la primera de ellas fue en 1994, quedando en el puesto 15º. En 1995 escaló hasta la 10ª posición y en 1996 hasta la 6ª. En 1997, por su parte, se tuvo que conformar con el 9º puesto de la clasificación, algo que hizo aún más sorprendente su primera victoria al año siguiente, en 1998. Y en 2007, en su última participación en este certamen mundial, Coleman ocupó un más que digno 4º puesto.

Otros títulos de Ronnie Coleman

Sin embargo, el palmarés de Ronnie Coleman está también cargado de victorias en otros certámenes. Por ejemplo, el Arnold Schwarzenegger Classic, otra de las competiciones de mayor prestigio mundial, que consiguió en 2001, lo que convirtió a este mítico culturista en el primero en lograr el doblete en un mismo año. De hecho, hasta la fecha sólo lo ha repetido otro profesional: Dexter Johnson en 2008.

En total se contabilizan alrededor de una treintena de títulos conseguidos, si sumamos los logrados en el circuito amateur norteamericano y los obtenidos como profesional dentro y fuera de las fronteras de Estados Unidos.

A continuación mostramos la relación completa, año por año, de los trofeos logrados por Ronnie Coleman y de otros puestos ocupados en diferentes certámenes:

1990:

  • Mr. Texas: Campeón en las categorías Heavyweight & Overall
  • NPC Nationals: 3er puesto en la categoría Heavyweight

1991:

  • IFBB World Amateur Championships: Campeón en la categoría Heavyweight
  • NPC Nationals: 4º puesto en la categoría Heavyweight

1993:

  • IFBB Niagara Falls Pro Invitational: 6º puesto
  • FBB Grand Prix Alemania: 6º puesto
  • IFBB Grand Prix Francia: 4º puesto
  • IFBB Chicago Pro Invitational: 6º puesto

1994:

  • IFBB Mr. Olympia: 15º puesto

1995:

  • Canada Pro Cup: Campeón
  • IFBB Mr. Olympia: 11º puesto
  • FBB Night of Champions: 3er puesto
  • IFBB Grand Prix Ucrania: 3er puesto
  • IFBB Grand Prix Rusia: 6º puesto
  • IFBB Grand Prix Francia: 4º puesto

1996:

  • Canada Pro Cup: Campeón
  • IFBB Mr. Olympia: 6º puesto
  • IFBB Night of Champions: 2º puesto
  • IFBB Grand Prix España: 5º puesto
  • IFBB Grand Prix Alemania: 5º puesto
  • IFBB Grand Prix Inglaterra: 5º puesto

1997:

  • IFBB Grand Prix Rusia: Campeón
  • IFBB Mr. Olympia: 9º puesto
  • IFBB San Jose Pro Invitational: 6º puesto
  • IFBB Ironman Pro Invitational: 3er puesto
  • IFBB Grand Prix España: 7º puesto
  • IFBB Grand Prix Hungría: 6º puesto
  • IFBB Grand Prix Alemania: 5º puesto
  • IFBB Grand Prix Finlandia: 3er puesto
  • IFBB Grand Prix Inglaterra: 5º puesto
  • IFBB Grand Prix República Checa: 4º puesto
  • IFBB Arnold Schwarzenegger Classic: 4º puesto

1998:

  • IFBB Mr. Olympia: Campeón
  • Night of Champions: Campeón
  • Toronto Pro Invitational: Campeón
  • IFBB Grand Prix Alemania: Campeón
  • IFBB Grand Prix Finlandia: Campeón

1999:

  • IFBB Mr. Olympia: Campeón
  • World Pro Championships: Campeón
  • IFBB Grand Prix Inglaterra: Campeón

2000:

  • IFBB Mr. Olympia: Campeón
  • World Pro Championships: Campeón
  • IFBB Grand Prix Inglaterra: Campeón
  • Mr. Brody Langley: Campéon

2001:

  • IFBB Mr. Olympia: Campeón
  • Arnold Schwarzenegger Classic: Campeón
  • IFBB Grand Prix Nueva Zelanda: Campeón

2002:

  • IFBB Mr. Olympia: Campeón
  • IFBB Grand Prix Holanda: Campeón
  • GNC Show of Strength: 2º puesto

2003:

  • FBB Mr. Olympia: Campeón
  • IFBB Grand Prix Rusia: Campeón

2004:

  • IFBB Mr. Olympia: Campeón
  • IFBB Grand Prix Holanda: Campeón
  • IFBB Grand Prix Inglaterra: Campeón
  • IFBB Grand Prix Rusia: Campeón

2005:

  • IFBB Mr. Olympia: Campeón

2006:

  • IFBB Grand Prix Austria: Campeón
  • IFBB Grand Prix Holanda: Campeón
  • IFBB Grand Prix Rumanía: Campeón
  • IFBB Mr. Olympia: 2º puesto

2007:

  • IFBB Mr. Olympia: 4º puesto

Un culturista admirado por todos

Por todo lo expuesto en esta página, Ronnie Coleman es un deportista admirado por todos, el espejo en el que se miran muchos culturistas y un ejemplo a seguir por numerosas personas, dentro y fuera de los escenarios. La clara muestra de que con trabajo y tenacidad, ningún obstáculo es insalvable y cualquier meta es posible.


Hasta aquí este pequeño homenaje a Ronnie Coleman. Si te gusto el artículo compártelo en tus redes sociales. Mil gracias.


¡Haz clic para puntuar esta contenido!
(Votos: 4 Promedio: 5)

Scroll Up