Saltar al contenido
Al Servicio del Culturismo

Halterofilia: Todo sobre el levantamiento de pesas supremo. Guía 2021

Halterofilia todo lo que debes saber

Bienvenido atleta, hoy déjate llevar por un deporte muy antiguo pero de patente actualidad. La Halterofilia ha vuelto con fuerza, en este post te resumo lo más importante del deporte de fuerza por excelencia.

Desde hace siglos, ha habido seres humanos que han destacado por su fortaleza física. Personajes fuertes de la antigüedad inspiraron numerosos mitos y leyendas que han formado parte del imaginario colectivo de distintas culturas alrededor del mundo.

Hoy en día, la situación no es muy distinta. Muchos atletas se han ganado los aplausos de millones por sus demostraciones de fuerza. Hay un deporte en particular que reúne a los hombres y mujeres más fuertes de todo el mundo, quienes llegan a levantar cargas equivalentes a dos o hasta tres veces su propio peso. Nos referimos a la halterofilia.

Conoce todo acerca de esta disciplina: su historia, sus características, cuáles son los récords actuales y quiénes son los mejores exponentes del pasado y del presente a escala nacional e internacional. Esta información te resultará de utilidad si te estás empezando en el mundo de la halterofilia.

¿En qué consiste la halterofilia?

La halterofilia es un deporte que consiste en levantar una barra con varios discos en los extremos. En los eventos oficiales, se realizan dos ejercicios distintos: arrancada y dos tiempos. El haltera (como se les conoce a los atletas en esta disciplina) que logre levantar el mayor peso después de ambos movimientos es el que se lleva la competencia.

hombre haltera levantando barra con pesas de disco

La arrancada consiste en levantar las pesas desde el suelo hasta encima de la cabeza, terminando con los brazos completamente extendidos y sin ninguna pausa durante la ejecución.

Por su parte, en la modalidad a dos tiempos se persigue el mismo objetivo, pero se hace en dos etapas, como el nombre lo indica.

Primero, se levantan las pesas desde el suelo hasta la altura de los hombros. Y segundo, se elevan por encima de la cabeza. Esta mecánica le permite a los atletas levantar más peso que en la arrancada.

En la halterofilia actual, los atletas son asignados a diferentes categorías, dependiendo de su peso corporal.

La rama varonil cuenta con ocho divisiones: 56 kg, 62 kg, 69 kg, 77 kg, 85 kg, 94 kg, 105 kg y +105 kg. Por su parte, la femenil posee siete: 48 kg, 53 kg, 58 kg, 63 kg, 69 kg, 75 kg, 90 kg y +90 kg.

Breve historia de la halterofilia

Para rastrear el origen de la halterofilia, tenemos que remontarnos a la antigua China, donde la nobleza practicaba ejercicios de fuerza. Durante la dinastía Zhōu (entre 1046 y 256 a. C), los hombres que deseaban convertirse en soldados del ejército tenían que levantas distintos objetos pesados.

Historia Halterofilia en la antiguedad
Fuente: Wikipedia

Siglos después, en la antigua Grecia, los saltadores de longitud llevaban pesas en sus manos durante sus entrenamientos. El día de la competencia, se liberaban de tales cargas y lograban saltos más largos.

De hecho, el término haltera viene de la palabra griega hallomai, que en español significa “saltar”. Para el siglo VI, era común ver a grupos de hombres cargando grandes piedras para demostrar su fuerza y virilidad.

Por ese tiempo, se hizo célebre un atleta considerado por algunos historiadores como el pionero del levantamiento de pesas. Se trata de Milón de Crontona, seis veces campeón olímpico de lucha. Supuestamente, sus hazañas de fuerza incluyeron levantar su propia estatua de bronce y llevarla hasta su sitio en Olimpia, y cargar todos los días un toro desde que era un becerro hasta que cumplió cuatro años.

Pesas antiguas de Halterofilia
Pesa antigua de Haltera

Las demostraciones de fuerza prosiguieron a través del tiempo y trascendieron fronteras. Para el siglo XIX, distintas tabernas de Europa Central presentaban exhibiciones de hombres cargando pesadas barras de metal. Sin embargo, para finales de ese siglo, dicho espectáculo se había trasladado a los circos.

En este ámbito, Arthur Saxon y Eugen Sandow fueron las estrellas de la época. Pocos años después, ya existían competencias entre clubes amateurs de halterofilia.

En 1920 se fundó la Federación Internacional de Halterofilia, la antecesora de la International Weightlifting Federation (IWF), quien actualmente regula todos los eventos de levantamientos de pesas a escala mundial.

Distintos países han tenido sus épocas de gloria en la arena internacional. En la primera mitad del siglo pasado, fueron los halteras de Alemania, Austria, Egipto, Estados Unidos y Francia quienes acapararon los triunfos más importantes.

Para la segunda mitad, los levantadores de pesas de la Unión Soviética y de Bulgaria fueron los rivales a vencer, situación que persistió por unas cuatro décadas. Y desde los años noventa hasta la fecha, Turquía, Grecia y China se han peleado el liderato mundial.

La halterofilia como deporte olímpico

La halterofilia ha estado presente en casi todas las ediciones de los Juegos Olímpicos modernos, desde que la justa veraniega comenzó a celebrarse en 1896 en la ciudad de Atenas.

En la cita de 1920, realizada en Amberes, se incluyeron tres ejercicios: arrancada con una mano y cargada y envión con una y dos manos, respectivamente. Cuatro años después, se agregarían dos nuevas ejecuciones a dos manos: el press y la arrancada.

Para la edición de 1932, aparecieron las divisiones de peso, con lo que comenzó a asignar a los competidores a distintas categorías. Y en 1972 se eliminaron la cargada y el press del programa olímpico debido a la dificultad que supuso para los jueces determinar la correcta ejecución de tales rutinas.

Ahora, hablemos de los levantadores de pesas más destacados de la halterofilia olímpica. Los primeros son el inglés Lanunceston Elliot y el danés Viggo Jensen, ganadores de la primera edición de las Olimpiadas modernas, en el lejano 1896.

También hay atletas que han marcado época. Tal es el caso del estadounidense Norbert Schemansky, quien obtuvo medallas en cuatro ocasiones distintas (1948, 1952, 1960 y 1964) y del húngaro Imre Földi, quien hizo lo propio en cinco citas consecutivas (entre 1960 y 1976), un récord que nadie ha podido superar hasta el día de hoy.

Por su parte, el turco Naim Suleymanoglu (considerado por muchos como el mejor haltera de todos los tiempos) se quedó con el oro en tres ediciones seguidas: Seúl 1988, Barcelona 1992 y Atlanta 1996.

Su carrera se traslapó con la del griego Pyrros Dimasotra, otra figura histórica de la halterofilia olímpica. Ganó medallas en cada una de las justas en las que participó: tres de oro (en 1992, 1996 y 2000) y una de bronce (en 2004).

Las mujeres en la halterofilia

En tanto que los hombres han participado en competiciones oficiales de halterofilia desde 1896, las mujeres tardaron un siglo más en conseguirlo. Este acontecimiento histórico ocurrió en 1984, durante el Congreso de la IWF, cuando se aprobó la inclusión de las halteras en este deporte.

El primer torneo internacional femenino organizado por la IWF fue la Pannonia Cup, en 1986. Contó con la participación de 23 mujeres. Un año después, se celebraría el primer Campeonato Mundial Femenino. Las 100 atletas que formaron parte de la competencia provenían de 23 países distintos.

Tendría que pasar una década más para ser testigos de otro momento trascendental en la historia de la halterofilia femenina. En 1997, el Comité Olímpico Internacional permitió la participación de las mujeres en los Juegos Olímpicos, siendo la justa veraniega de Sidney 2000 la primera vez en la que pudimos verlas en acción.

Uno de los momentos más memorables de la halterofilia femenina ocurrió en el Campeonato Mundial de 2014. El 16 de noviembre, la haltera rusa Tatiana Kashirina logró levantar 155 kg en arrancada y 193 kg en dos tiempos, imponiendo una marca que permanece hasta el día de hoy.

Actualmente, las grandes dominadoras del escenario internacional son Lydia Valentín (de España), Deisi Dajomes (de Ecuador), Sarah Robles (de Estados Unidos), Anastasiya Holtfid (de Georgia) y Loredana Toma (de Rumanía).


​Los récords en la halterofilia

La IWF lleva un registro exacto de las mayores hazañas de las competencias internacionales de halterofilia, lo que incluye los campeonatos del mundo y los Juegos Olímpicos. A continuación, te presentamos los récords mundiales actuales en ambas ramas y en todas las divisiones.

Tabla de récords mundiales de hombres

World records

Tabla de récords mundiales de mujeres

World records

La halterofilia española

Aunque la halterofilia ha sido un deporte oficial en España desde 1950, sus éxitos a nivel internacional son relativamente recientes.

halterofilia españa mujer Lidia Valentin
Lidia Valentin

Sin lugar a duda, su máximo exponente hasta el momento ha sido Lydia Valentín. La atleta de 1,69 metros de estatura originaria de Ponferrada ha participado en tres Juegos Olímpicos: Pekín 2008, Londres 2012 y Río de Janeiro 2016.

En tales certámenes se alzó con la plata, el oro y el bronce, respectivamente, siempre en la categoría de 75 kg. Asimismo, atesora cuatro medallas del Campeonato Mundial de Halterofilia, de las cuales dos son de oro, y más de diez en los europeos de la misma disciplina.

Además de Valentín, la halterofilia española ha contado con otros grandes deportistas. Tal es el caso de Estefanía Juan, quien obtuvo siete medallas en igual número de Campeonatos Europeos (3 de oro, 3 de plata y 1 de bronce).

Otro caso sobresaliente es Josué Brachi, bronce en el Campeonato Mundial de Anaheim 2017 y oro en el Campeonato Europeo de Bucarest 2018. Hasta el día de hoy, ha sido el primer español en obtener la máxima presea dentro de la rama varonil en un torneo de esta envergadura.

Esta generación de atletas ha motivado a otros halteras españoles, quienes se perfilan como las jóvenes promesas que recibirán la estafeta durante los próximos años. Actualmente, se escuchan con fuerza los nombres de Noelia Caballero y Marcos Ruiz.

Información valiosa para quienes se inician en la halterofilia

Ahora, respondamos algunas preguntas frecuentes que los halteras recién llegados suelen hacerse.

¿Qué músculos debo fortalecer?

Hay varios músculos implicados en el levantamiento de las barras con las halteras, puesto que se trata de un movimiento de fuerza y ejes de pies a cabeza.

En la fase de arrancada, los músculos que más trabajan son los deltoides, multífidos, transversos, glúteos, cuádriceps y tibiales. Por su parte, en la de dos tiempos resultan esenciales los músculos antes mencionados, así como los isquiotibiales, extensores de rodilla y de cadera, el pectoral mayor o el lumbar y los del abdomen.

¿Qué accesorios y equipos necesito?

Los profesionales cuentan con un maillot de licra que aporta libertad de movimiento, y protectores para codos y muñecas. Otros accesorios usados de la halterofilia incluyen la faja para reforzar la zona lumbar y el polvo de magnesio. Este último se utiliza en manos y hombros para mejorar el agarre e impedir que las pesas resbalen a causa del sudor.

Las zapatillas empleadas en halterofilia son específicas de esta disciplina. Evitan que tus pies derrapen y disponen de un tacón plano que impide que te lesiones cuando el peso presiona tus pies contra el suelo.

Sobre pesas o complementos, puedes ver nuestras comparativas o análisis.

Por otro lado, su puntera flexible te da la estabilidad que necesitas al tiempo que te aporta la flexibilidad que necesitas para inclinarte y levantar las pesas. En otras palabras, las zapatillas facilitan que, una vez levantada, el atleta pueda situarse debajo de la barra lo antes posible.

¿Cuál es la mejor edad para empezar a practicar halterofilia?

No hay una respuesta única a esta pregunta. El tiempo medio que se requiere para dominar este deporte en categorías de alto rendimiento roza los diez años, por lo que es normal ver niños cerca de los 12 años comenzando en la disciplina. No obstante, se debe tener gran cuidado con los pesos, y hace falta supervisión estrecha cuando se comienza a edades tempranas.

¿Qué tipo de fuerza se utiliza en la halterofilia?

Para progresar en el mundo de la halterofilia, hace falta realizar ejercicios específicos para desarrollar fuerza explosiva, es decir, la facultad de ejercer la mayor cantidad de fuerza en el menor tiempo posible. Además de soportar el peso de las halteras, los músculos implicados deben ser capaces de contraerse con gran rapidez.

¿Cuál es la capacidad física que más se debe trabajar en la halterofilia?

La halterofilia exige ante todo el desarrollo de la fuerza. A diferencia del fisicoculturismo los atletas no están hipertrofiados. Aunado a ello, aumentar la flexibilidad y la rapidez es fundamental.

Las hazañas de fuerza siguen y seguirán siendo motivo de interés y de admiración para muchos. Por eso, podemos decir que la práctica de la halterofilia tienen un futuro prometedor tanto a nivel nacional como internacional.

Hasta aquí este breve repaso a este deporte de fuerza, tan antiguo y que vuelve con fuerza en nuestros días, por sus beneficios probados. En definitiva un estilo de vida donde la fuerza es protagonista. Nos vemos en futuros post. Gracias por leernos.


FUENTES (webgrafia)

  • https://es.wikipedia.org/wiki/Halterofilia
  • https://en.wikipedia.org/wiki/Milo_of_Croton
  • https://en.wikipedia.org/wiki/Olympic_weightlifting
  • http://www.fedehalter.org/historia.html
  • https://infowod.com/papel-la-mujer-la-halterofilia/
  • http://ewfed.com/documents/EWF_Scientific_Magazine/EWF_Sci_Mag_No2/Editorial_No2.htm
  • https://www.marca.com/otros-deportes/2020/09/17/5f6365ace2704e6d198b4571.html
  • https://es.wikipedia.org/wiki/Halterofilia#Indumentaria
  • https://boxandwod.com/zapatillas-halterofilia/
  • https://abcblogs.abc.es/eat-fit/2018/01/15/halterofilia-un-deporte-que-empieza-a-edades-tempranas
  • https://www.efdeportes.com/efd41/haltero.htm
  • https://rxfitters.com/halterofilia/
  • https://www.vitonica.com/musculacion/todo-sobre-la-halterofilia-en-que-consiste-como-se-entrena-y-compite

¡Haz clic para puntuar esta contenido!
(Votos: 2 Promedio: 5)

Scroll Up